Lorenia Espinosa   
Oct 8, 2018   Actualizado Jan 28, 2019


I. Introducción

Las búsquedas de antecedentes que se llevan a cabo en la página Web del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (“IMPI”-Marca-net) se hacen con el propósito de saber si la marca de tu negocio es original y por tanto susceptible de registro o por el contrario ya se encuentra registrada por alguien más.

Las ventajas de llevar a cabo esta búsqueda son:

• Tener la certeza de que al no existir ninguna otra marca ni igual ni semejante registrada en el mismo giro de tu negocio, puedes empezar a invertir en la papelería distintiva, publicidad de cualquier tipo, página web, registro de tu empresa, uniformes, rótulos etc.

• Tener la confianza de que no invadirás los derechos de otros por el uso de tu marca en tu publicidad o simple venta de tus productos o servicios.

• Poder iniciar el trámite de registro mediante la presentación de la solicitud en “IMPI” sin el temor de que dicho registro sea negado con la subsecuente perdida del monto de dinero invertido en la solicitud.

II. Como se hace una búsqueda.

Lo primero es determinar la clase que le corresponde a los productos o servicios de tu negocio consultando para ello la guía que aparece en la misma página web del “IMPI” (http://clasniza.impi.gob.mx/)

Deberás elegir una o varias clases por lo que hay tener cuidado y revisar cuales son las mas adecuadas.

Por ejemplo, si vendes vestuario confeccionado por ti y dicho vestuario tendrá la etiqueta con tu marca en la parte posterior, entonces debes elegir la clase 25 que se refiere a vestuario, calzado y sombreros. Pero si lo que vas a tener es una tienda en la que venderás vestuario de diferentes marcas entonces debes elegir la diversa clase 35 de servicios de venta de vestuario.

III. Como interpretar los resultados de la búsqueda.

La búsqueda te arrojara una relación de lo que considera como igual o semejante a la marca que te interesa usar en tu negocio.

De esta lista deberás elegir con un criterio muy estricto las marcas que pueden ser hasta remotamente semejantes ya sea por su significado, por sus elementos gráficos o fonéticos, por la coincidencia de palabras o letras importantes, por su traducción, etc.

Por ejemplo el “IMPI” pudiera negar el registro para DOMO por la existencia de la marca anterior DUOMO; o EBONY por PEBONY. Es común pensar que por existir una o dos letras de diferencia las marcas ya no van a ser consideradas como semejantes y esto es un error.

Ciertamente los elementos diferenciadores ayudan a que 2 signos se consideren diferentes pero éstos tienen que ser más que suficientes pues de lo contrario continuarán siendo consideradas como semejantes.

También debes hacer la misma búsqueda con la traducción al inglés. Es decir que si planeas adoptar como signo distintivo las palabras: HATS GLOVES AND MORE debes hacer la búsqueda también como GUANTES SOMBREROS Y ALGO MÀS o viceversa.

No se te olvide que agregar un diseño o logotipo y eslogan a tu marca ayuda muchísimo para poder diferenciarla de cualquier otra. Una vez con los resultados de búsqueda reflejados debes analizar las que se parecen a la tuya haciendo “click” en cada una para saber:

a) si es que está vigente todavía

b) si realmente distingue los mismos productos o servicios que los tuyos

c) si aún con un elemento en común, las palabras o diseños extras de una y otra logran establecer diferencias significativas.

También es importante llevar a cabo este mismo ejercicio en algún buscador como Google o Explorer ya que de esta forma podemos conocer a nuestros competidores que por alguna razón no han registrado su signo distintivo pero que ya se encuentran usando alguno que puede ser similar al tuyo lo cual pudiera ser un obstáculo serio dicho uso debidamente documentado por si mismo genera derechos a su titular.

Ya con este análisis minucioso estarás en posibilidad de decidir si puedes presentar la solicitud de registro de tu marca o por el contrario si es necesario hacer algunos cambios antes de proceder.

IV. La búsqueda hecha por un profesional vs. hacerla tu mismo

La búsqueda fonética es un servicio que requiere de una amplia experiencia y conocimiento: elegir hacer esto tú mismo puede resultar increíblemente costoso si al final se rechaza el registro del signo elegido.

a) No solamente se deben analizar las marcas remotamente parecidas por cuanto a las palabras que las componen sino también su significado y su logotipo.

b) La vigencia de los registros encontrados

c) El estado del trámite en el caso de las solicitudes pendientes de registro encontradas

d) Los productos o servicios entre una y otra

e) Su traducción a otros idiomas o su significado en el idioma original

f) Que tan descriptivo es el signo elegido.

g) Si los posibles obstáculos se encuentran realmente en uso

h) Si es mejor incluir un eslogan o resulta contraproducente

i) Cuando agregando algún elemento extra se pudiera lograr una distinción adicional que permita conseguir el registro

Es por esta razón que la búsqueda llevada a cabo por un profesional puede disminuir significativamente los costos generales involucrados en la realización de tu trámite de registro pues de negarse, el dinero invertido en la presentación de solicitud ya no se recupera.

 Por ello el trabajo necesario para que un profesional lleve a cabo una investigación exhaustiva sobre la idoneidad y disponibilidad del registro bien vale la pena si lo comparamos con los posibles costos y consecuencias de hacerlo tú mismo.

Facebook: Registro de Marcas México-SELPI